Por Diego Cid
23 marzo, 2017

No me esperaba que tomara esa decisión.

Uno de los motivos por los que tanto nos agradan los cachorros es por la capacidad que tienen de demostrarnos la inocencia es su grado máximo. La manera en que cometen sus simpáticos errores intentando descubrir el mundo que les rodea es, sin duda alguna, lo más tierno que podemos ver.

Este cachorrito de Golden Retriever acaba de descubrir su reflejo por primera vez.

Lo más simpático es que quiere jugar con el perrito que él ve en el espejo, pero claramente podemos notar que se frustra porque repite sus mismos gestos.

Y no, no es primera vez que vemos esto…

… ni tampoco será la última.

Sí, a veces pueden ponerse bastante serios con el tema…

… pero siempre puedes contar en que volverán a hacerlo de una tierna forma.

Una vez más. NO NOS MERECEMOS A LOS PERROS.

Puede interesarte