Por Yael Mandler
15 octubre, 2015

Ese terrible momento en que desaparece la última gota de lo mejor que has probado…

Un manjar bajado desde el mismísimo cielo es lo que este conejo bebé encontró en un minúsculo biberón. El hombre que lo adoptó luego de la desaparición de su madre le dio su merienda sin pensar que ese momento se transformaría en la felicidad más pura para el pequeño… claro, hasta que se acabó…

httpv://youtu.be/Ykk4hydQORM

¿Qué es esto que me estás dando, humano? Se ve blanco y pequeño como yo, ¿pero será igual de genial?

Captura-de-pantalla-2015-10-14-a-las-14.55.30
Fuente

Hey, espera, ¿por qué te lo llevas? Aún no he terminado de probarlo

Captura-de-pantalla-2015-10-14-a-las-14.57.06
Fuente

Ooooh, es un manjar de los mismos dioses, no puedo dejar de beberlo… ¡Es lo mejor que he probado!

Captura-de-pantalla-2015-10-14-a-las-14.57.38
Fuente

¿Estoy manchado? ¿Tengo algo en la cara?

Captura-de-pantalla-2015-10-14-a-las-15.00.09
Fuente

Heeey, ¿dónde se fue? ¡¡Vuelveee!!

 

Captura-de-pantalla-2015-10-14-a-las-14.52.39
Fuente

¡No vuelvas a hacerme eso nunca! No me volveré a distraer de nuevo, pero no te la lleves, ¡por lo que más quieras!

Captura-de-pantalla-2015-10-14-a-las-15.01.56
Fuente

¿No queda más? ¿En serio? ¿Ni una sola gotita?

Captura-de-pantalla-2015-10-14-a-las-15.04.06
Fuente

¡NOOOOOOOOOOO!

Captura-de-pantalla-2015-10-14-a-las-15.04.44
Fuente

¿A quién no le ha pasado?

Puede interesarte