Por Constanza Suárez
10 abril, 2019

Ron Thomson dice que solo “ hizo su trabajo” y que sin él, la especie estaría “fuera de control”. No solo ha cazado elefantes.

La organización Campaign to Ban Trophy Hunting reveló hace unos días una triste y terrible información en uno de sus informes: un cazador del continente africano ha matado al menos cinco mil elefantes en la zona. Lo peor, es que Ron Thomson admitió a The Independent no sentir ni un poco de arrepentimiento frente al brutal acto.

El hombre argumentó que simplemente “hizo su trabajo” y que los “importantes expertos de Occidente” pasaban por alto los aspectos importantes de lo que hace. Además agregó que no mató a los animales por sed de sangre y que sin su caza, estas especies estarían fuera de control.

YouTube/True Green Alliance

Para él, el elefante africano está lejos de extinguirse pero la World Wildlife Federation (WWF) dice que la población se ha desplomado gracias a “décadas de caza furtiva y conflictos”.

“La industria de la caza de trofeos está matando elefantes a la izquierda, a la derecha y al centro”, dijo Eduardo Gonçalves, fundador de Campaign to Ban Trophy Hunting, describiendo las muertes de elefantes como “inaceptables”.

CC

El hombre de 80 años, es padre de dos hijos y ha pasado la mayor parte de su vida como guardabosques en parques nacionales en África. La horrenda realidad de Thomson no se limita solo a elefantes, él también mató a 800 búfalos, 60 leones y 40 leopardos. Y muchos otros.

Según la organización, todos estos animales fueron sacrificados utilizando la “caza convencional”, durante los últimos 25 años de la era colonial, cuando “África era verdaderamente salvaje y los animales podían escapar al horizonte y más allá”.

Puede interesarte