Por Catalina Maldonado
14 febrero, 2020

Es pequeño, peludo y rosado, pero enfrenta posibles problemas de extinción por la poca información que hay de su especie.

Si creíamos que conocíamos a todos los animales del mundo, la verdad es que estamos muy lejos de eso, porque entre los lugares más recónditos podemos ver que existe especies que viven en un completo anÓnimo.

Este pequeño, peludo y rosado amigo llamado coloquialmente como pichiciego menor, vive en las zonas más secas, áridas y arenosas del centro y noroeste de Argentina, y es considerado la especie más pequeña de los armadillos. Les hace falta que les prestemos un poco de atención a esta adorable especie. 

Diario Ecologia

En unos tonos rosa, este armadillo (Chlamyphorus truncatus), puede medir entre 6 a 10 cm, y la verdad es que pasa inadvertido en la tierra por pasa la mayor parte de su vida excavando para mantenerse a salvo. ¿Lo que más llama la atención? Su extraña mezcla entre un duro caparazón y un suave pelo blanco en su estómago. 

Pero la verdad es que hoy esta curiosa especie está viviendo una crisis por la falta de información que hay con respecto a ellos. Tan poco se sabe acerca de los pichiciegos y sus costumbres, que los investigadores ni si quiera pueden afirmar si se encuentra o no en peligro de extinción – y si llegara a estarlo – que tan alto es el riesgo de desaparecer.

Diario San Rafael

Bueno, si bien hay poca información, hay ciertos asuntos que si se conocen de estos adorables y extraños animalitos. Por ejemplo, se alimentan de invertebrados y platas, y como te contábamos, se deja ver muy rara vez en la superficie. Eso lo ha vuelto muy sensible a tener un buen contacto con humanos.

Otra curiosidad que se nos viene a la mente es que, como su nombre lo dice, lo más probable sea ciego. La verdad es que sí lo es, pero no totalmente, ya que aunque no es capaz de definir bien las formas y contornos, sus ojos le permiten detectar los cambios luminosos, lo cual es suficiente para un animal que vive la mayor parte de su vida bajo tierra. Eso sí, se jactan de un agudo olfato. 

Los Andes

Sin duda lo que más nos gusta de este adorable animalito es su extraño color que es totalmente rosado desde que nace hasta su etapa de adulto. Y claro la idea que de que tenga un caparazón y abundando pelo blanco que lo protege del frío clima del invierno. Esta característica no la tienen ningún otro armadillo. 

La importancia de conocer especies como el pichiciego nos permite poder tener más ojo a su reproducción y el estado de la especie, porque en muchas ocasiones por desconocimiento, son animalitos que terminan por extinguirse sin que nadie lo sepa. 

Puede interesarte