Por Jaime Gago
9 octubre, 2015

No volverás a verlas con los mismos ojos…te lo aseguro

Imagínate esta romántica situación: tu pareja y tú tumbados en una colina bajo un manto de estrellas. Están mirando al cielo conversando sobre cosas profundas cuando de pronto… ¡una estrella fugaz! ¡Rápido, pide un deseo!

¿Ya nos hemos sumergido en esta bonita historia? Pues yo estoy aquí para quitarle toda la magia al momento (sí, soy esa clase de persona) porque vengo a compartir con un curioso dato sobre algunas (no todas) las estrellas fugaces. ¿Sabes de qué son algunas en realidad? ¿Estás preparado? Allá va: SON HECES DE ASTRONAUTAS.

Los misterios de la ciencia. ¿Has oído alguna vez eso de que estamos hechos del mismo material que las estrellas? Pues ahora puedes afirmar que es bastante cierto. Esta información proviene nada más y nada menos que de la NASA. Como celebración de los 6 meses que lleva el astronauta Scott Kelly en el espacio, la agencia espacial norteamericana ha publicado una serie de datos curiosos sobre lo que le sucederá al cuerpo de Kelly tras un año en el espacio. El más llamativo nos dice que parte de los más de 80 kilos de heces (casi nada) que el astronauta producirá en este tiempo, chocará contra la atmósfera adquiriendo el aspecto de estrellas fugaces.

En realidad no son realmente estrellas (obviamente, a no ser que la dieta de este caballero sea muy extraña) pero para los observadores que lo vean desde la Tierra tendrá el mismo aspecto. Así que ya sabes: prepárate para la próxima lluvia de estrellas.

Puede interesarte