Por Catalina Grez
10 noviembre, 2015

Los osos polares corren más riesgo del que pensábamos.

El oso polar es una de las especies de osos más grandes y es conocido como un cazador poderoso y feroz. Este majestuoso animal podría ser considerado como el rey del Ártico por sus impresionantes cualidades e inteligencia, pero eso podría cambiar en menos tiempo de lo que se piensa. Esta especie está dentro de las más vulnerables del mundo y según los expertos, dos de cada 3 osos podrían extinguirse para el 2050 debido al calentamiento global. 

06403953a5de5be133e4ed854ba3d8be
Chelsey Bowen

Al vivir exclusivamente en el Ártico, dependen por completo del hielo oceánico para satisfacer todas sus necesidades como alimentarse de focas, descansar o incluso dar a luz. Lo más lamentable de todo es que su fuente de vida está en peligro y debido al rápido derretimiento de los hielos actualmente mueren de inanición y ahogados en el mar.

Los gases del efecto invernadero siguen siendo la mayor amenaza para los osos polares.

Según un estudio reciente de los científicos de U.S. Geological Survey (USGS) en 2025 un tercio de la población mundial de osos polares estará bajo una amenaza inminente debido al calentamiento global. Incluso un biólogo investigador de la vida salvaje en Alaska, Todd Atwood, el escenario será complicado más adelante porque los osos en Alaska, Rusia y Noruega con una población de aproximadamente 8.500 animales, también se verán afectados.

0b4ab5f1c4179df2a9569d41333589bd
Trisha Millican

Los modelos científicos trataron de predecir los efectos sobre las poblaciones de estas criaturas bajo dos escenarios: uno en el que las emisiones de gases del efecto invernadero se estabilicen y el otro donde continúan sin cesar. Para comprobar los efectos se utilizó un satélite para definir el avance que han tenido los hielos del Ártico.

Desde que comenzó a investigar en 1979, el Ártico ha perdido más del 40% de su hielo.

Según Atwood la única forma de ayudarlos es reduciendo las emisiones de gases, pero lamentablemente ese es un plan a largo plazo. Por el momento cada segundo que pasa se hace más crítico para los osos, tanto así que llegará un punto donde ya no podrán afirmarse en los hielos y se ahogarán –sin dejar de lado el hecho de lo difícil que se está volviendo para ellos encontrar alimento–.

En otras palabras, la única forma en la que podemos detener el declive de las poblaciones de osos polares, es revertir el derretimiento de hielos oceánicos.

e835244e8eda2f04b46b1bba5686a6c7
Bonnie Jean

¿Qué piensas sobre esta noticia?

Puede interesarte