Por María Noriega
3 febrero, 2017

Es el terapeuta más tierno que haya visto.

Desde que era pequeño, Raul ha sido distinto a los demás gatos. Cuando los hermanos humanos de Raul tenían amigos en casa, siempre se sentaba y miraba la acción, incluso cuando se tornaba ruidoso o frenético. No se asustaba con el caos y le encantaba estar cerca de todas las personas que conocía.

Por eso su madre humana se dio cuenta que podría usar habilidad de mantenerse calmado para ayudar a otros.

Sarah Morr, su dueña, dijo a The Dodo:

Uno de mis a mis amigos, un profesor, me sugirió que lo llevara a salas de clases de educación especial. Al principio pensé queda era una idea rara, pero cuando busqué, descubrí que la terapia con animales no solo es algo real sino que además puede tener muchos beneficios para la gente”

Raul fue certificado como animal de terapia y lo comenzó a llevar a distintas escuelas para trabajar con los niños que lo necesitaran.

Apenas comenzó, notaron que esa era la vocación de Raul.

Toma su trabajo muy en serio y es el gato más tranquilo y paciente que he conocido. Calma a los niños solo con su presencia y siempre parece interesado en el niño con el que esté trabajando”

-Sarah Morr-

Tiene varios deberes cuando visita las escuelas. Se sienta con los niños mientras le leen para ayudarlos a elevar su confianza y mejorar sus habilidades, y también trabaja con el consejero para ayudar a que los niños se sientan más cómodos expresando sus sentimientos.

También trabaja en una clase de educación especial, donde deja que los niños lo lleven por los pasillos con su cochecito. Cuando algún otro niño se acerca al que lo lleva, le da la oportunidad de responder preguntas sobre Raul y así tienen las interacciones importantes para su desarrollo social.

Raul es un gato tan calmado que la gente tiende a tratarlo como un humano. Estar con Raul es como estar con un viejo amigo, y todos los que interactúan con él inmediatamente están un poco más calmados y felices.

Cuando está en casa, Raul es como cualquier otro gato. Ama mirar por la ventana y jugar con su hermano gato Carl y con sus humanos.

Puede interesarte