Por Daniela Poblete
27 noviembre, 2018

El pequeño maullaba bajo el auto mientras se cubría de lluvia.

Jason Belisha es el nombre de quien salvó la vida de un pequeño gatito que se encontraba abandonado. El hombre que se encontraba en regresando un auto en la tienda de alquiler escuchó los desesperados maullidos de un gato.

En aquel momento decidió mirar que estaba ocurriendo y al mirar bajo el auto encontró a un pequeño gatito asustado maullando.

Sin embargo, el felino no tuvo una mala reacción cuando fue encontrado por Belisha.

Jason Belisha

El gatito se acercó a él, lo olfateó y comenzó a frotar su diminuta cara sobre él demostrando su cariño. El pequeño estaba abandonado y pasando frío bajo un auto mientras caía la lluvia al mismo tiempo.

Jason miró alrededor del lugar si había alguien que pudiese ser su dueño o si había alguna gata que pudiese ser la madre, pero no encontró a nadie. El gatito seguía maullando por lo que decidió llevárselo.

Jason Belisha

Belisha llegó hasta un refugio para comprobar si tenía dueños, pero no encontraron a ningún propietario y el refugio dijo que no podía ayudarlo.  A pesar de que Jason no estaba listo para llevar a otra mascota a casa no podía soportar abandonarlo nuevamente.

“Era naturalmente dulce y super amable. No podía abandonarlo”, dijo Belisha a LoveMeow.

Jason Belisha

Jason llevó al gatito a casa donde le entregó todos los cuidados necesarios y le presentó a su perro con quien conectó bastante rápido. Es que extrañamente ambos animales se llevaron muy bien y se hicieron amigos rápidamente.

Jason Belisha

Sin embargo, unas semanas después un amigo de Jason se enamoró completamente del gatito y le pidió que se lo diera para poder entregarle un hogar para siempre.

“Fue un agridulce, es un gato increíble que visitaré a menudo en casa de mi amigo”, explicó Jason.

Jason Belisha

Actualmente el pequeño Popeye, como fue llamado, recibió sus vacunas, curaciones, comida y por sobretodo el amor que merecía.

Jason Belisha

La verdad es que ahora se ve muy feliz y esperamos que este tipo de historias se repliquen.

Puede interesarte