Por Camila Londoño
12 mayo, 2016

Su placer culposo.

En realidad no hay una triste, dolorosa y conmovedora historia detrás de estas imágenes. Tampoco hay una anécdota heroica y sorprendente. Pero hay algo más: un pastel y un ADORABLE gato con un gorro brillante y colorido. Esto es lo suficientemente poderoso como para que todos los que tenemos gato (y los que no) disfrutemos por horas. ¿Cómo se llama este gato y qué está celebrando? No lo sabemos, pero tenemos algo muy claro: lo disfruta como si no hubiera un mañana. 

cat-eats-cake-1
Fuente

A juzgar por el sombrero, probablemente era su cumpleaños y sus dueños quisieron celebrarlo en grande.

cat-eats-cake-3
Fuente

¿O acaso se estaba robando el pastel de cumpleaños de alguien más?

No me parecería raro, pues está en su instinto hacer fechorías. 

cat-eats-cake-2
Fuente

Se cual sea la historia, este gato me alegró el día.

Sólo espero que ese pastel que devoró con tanto ahínco tuviera ingredientes adecuados para un gato. Pues recuerden, los chocolates y los dulces pueden ser letales para nuestros extraños y fascinantes felinos. 

cat-eats-cake-5
Fuente

Así es que se come pastel. 

Puede interesarte