Por Daniela Morano
13 Abril, 2017

¿Vestirías a tu gato todos los días antes de comer?

Maro es un gato de 3 años que vive en Japón con su dueña. Es un gato normal que le gusta comer, dormir, pedir cariño. Pero para comer cambia radicalmente. Rie Matsui contó a The Dodo quelo adoptó cuando tenía siete meses, y no mucho tiempo después notó que le gustaba mucho que se tomara fotos. “Es muy bueno posando, porque es muy calmado y fácil de llevar”.

Mientras tiene compañía, Maro es feliz. Incluso si tiene que ocupar estos atuendos. 

Matsui descubrió que entre lo calmado que es, y lo tierno que se ve vestido, es la compañía perfecta a la hora de comer.

No importa si es durante el desayuno, almuerzo o cena.

Probablemente Maro ganaría varios concursos de cosplay si se le propusiera.

“Nunca se come la comida, pero de todas maneras a veces le doy comida especial después de la sesión de fotos”.

Si quieres ver más fotos e encontrar un poco de inspiración quizás, puedes seguirlo en su cuenta de Instagram.

Te puede interesar