Por Yael Mandler
9 octubre, 2015

Un poco de amor cura cualquier enfermedad 

La historia de Russell es de aquellas que recuerdan que los héroes más geniales no son los que se ponen capas y vuelan por los cielos o los que tienen mucha fuerza, sino que son los que logran ayudar a otros con lo que tienen. 

En enero de este año,  la casa en que vivía este gato se incendió y Russell no alcanzó a escapar a tiempo. Se lo presumía muerto hasta que fue encontrado días después con graves quemaduras en su rostro y cuerpo que lo mantenían al borde de la muerte. Así llegó al centro veterinario Animal Emergency Hospital and Urgent Care, donde de inmediato comenzó su tratamiento de recuperación. 

russell-with-feeding-tube-225x300

Animal Emergency Hospital and Urgent Care

Poco a poco, y a medida que pasaban los días y semanas, Russell comenzó a retomar su fuerza y sentir menos dolor, aunque el camino para la total recuperación todavía era largo. Pasaron los meses y este gato continuaba internado en el centro veterinario, por lo que ya empezó a sentirse en casa. Como se sentía mejor, podía hacer cada vez más cosas, pero en vez de ponerse a jugar o a buscar el cariño de los humanos, Russell decidió devolverle la mano a la vida. 

La mejor forma que se le ocurrió de hacer esto fue ayudando a los animales que pasaban por los mismos malos momentos que pasaba él. Y la receta del éxito fue la más simple: mucho cariño y amistad.

Este pequeño ciervo, llamado Darla, fue una de las pacientes que recibió los cuidados de Russell. Él compartió su cama con ella, que había perdido a su madre, y la acompañó.

r-CAT-403xFB

Animal Emergency Hospital and Urgent Care

Roscoe, un chihuahua que fue atacado por otro animal y tenía herido su ojo, también se convirtió en un amigo de Russell. 

10409189_879058272151012_6204809242578258962_n

Animal Emergency Hospital and Urgent Care

La legendaria historia de odio entre los gatos y los perros, para Russell es sólo un mito. De hecho los perros son los que más han recibido su apoyo. 

r-DOGS-403xFB

Animal Emergency Hospital and Urgent Care

10463966_841455579244615_8135140309027370607_n

Animal Emergency Hospital and Urgent Care

En agosto Russell fue dado de alta, después de ocho meses de tratamiento. La mayoría de su pelo ha vuelto a crecer, volvió a la casa de sus dueños y tiene un elegante collar. Pero no se olvida de quienes le salvaron la vida, los visita y sigue con el mismo buen corazón.

12118893_971481962908642_4219674559876975768_n

Animal Emergency Hospital and Urgent Care

Los humanos deberíamos ser iguales…

Puede interesarte