Por Romina Bevilacqua
17 noviembre, 2014
Bringing-Peace-Love-and-Happiness-to-the-world-one-installation-at-a-time.2__880
La escultura original de corazón en Williams, Maine

David Allen es un artista de 39 años que se ha propuesto un simple objetivo: utilizar su arte para crear cada día una obra que inspire a las personas, que las haga sonreír y que haga del mundo un mejor lugar, y de paso que él se contagie de la felicidad que genera en otros.

Es por eso que ha comenzado a instalas diversas creaciones en lugares públicos a la disposición de todos como un costado del camino, la playa, debajo de un puente o en cualquier lugar donde crea que puede haber alguien que necesita un poco de inspiración.

Y hasta el momento…está funcionando. Sus obras muchas veces hacen que las personas se desvíen de su camino para verlas y las reacciones que obtienen son muy positivas. Todo lo que Allen utiliza para sus instalaciones son rocas, hojas y ramas de árboles, entre otros materiales naturales.

«Estaría feliz de hacer esto hasta el día en que muera», dijo Allen al Bangor Daily News. «Es muy satisfactorio para mí. Las personas me dicen: ‘Yo vi lo que hiciste y me inspiró a hacer algo así. No obtienes eso de la carpintería».

Bringing-Peace-Love-and-Happiness-to-the-world-one-installation-at-a-time.1__880
Un poco de amor para Portland, maine
installation-1
Todos amamos el otoño
Peace-Heart__880
Más amor para el Carrabassett
installation-6
Pequeño arco
bringing-peace-and-love-1
Trayendo paz a Kingfield
installation-4
Jugando con las hojas
installation-3
Otro pequeño arco
Middle-Beach-Peace__880
La paz llegó a Kennebunkport
River-Heart__880
Más amor para Carrabassett
natural-art-public-intallation-stones-david-allen-1
Pikes Peak
installation-2
Lo redondo a partir de lo recto
Bringing-Peace-Love-and-Happiness-to-the-world-one-installation-at-a-time.4__880
Un trabajo en equipo
Bringing-Peace-Love-and-Happiness-to-the-world-one-installation-at-a-time.3__880
Mi propia inspiración

Puede interesarte