El constructor Peter Cohen, elaboró pasarelas gatunas, túneles, plataformas y perchas dentro de su casa Californiana. 

Cuando Peter Cohen compró su casa en 1988, esta venía con una pareja de gatos que siempre la rondaban. Uno de ellos murió al poco tiempo atropellado por un auto y a la segunda le ocurrió lo mismo, pero sin el destino fatal. Peter se ocupó de la pequeña que necesitó varias cirugías reconstructivas, y decidió meterla a la casa y adoptar otro par de gatos para que tuviese compañía tras perder a su gran amigo. Y así, empezó todo…

Cheescake, Chocolate, Nutter, Butter, Crumple, Rumbler, Cookie, etc. 15 gatos hasta el momento que le han alegrado la vida y la casa que tiene cerca de Santa Barbara, California.

Sin embargo, hubo un problema al iniciar esta hermosa labor. ¿Qué hacer para mantener a los gatos ocupados? Y finalmente, a Cohen se le iluminó la ampolleta. Aprovechó su carrera como constructor para diseñar todo tipo de caminos, túneles, perchas para limarse las uñas, espacios para las cajas de arena, etc. Que mantuviesen la casa en orden y a todos sus ocupantes, tanto gatos como humanos, contentos.

Si quieres conocer el resto de esta historia y la genial casa, ve el video a continuación:

Original

Puede interesarte