Por Daniela Morano
22 marzo, 2017

«Los gatos del vecindario saben dónde vivo y esperan a que regrese en las noches».

En medio de un mercado en la ciudad de Agadir, Marruecos, el dueño de uno de los locales ha construido un refugio para gatos callejeros, donde pueden dormir todo el día y comer. El hombre, Nour Eddine es dueño de un local de ropa, y justo al frente, hay un hermoso jardín que él mismo construyó para los gatos. Como un santuario para los sin hogar.

Ibrahim Fadel

Mucha gente va al mercado a comprar productos tradicionales o locales. Cuando pasan por su local, no pueden evitar ver a los adorables y felices gatitos en el jardín. 

Ibrahim Fadel

Nour rescata a los gatitos que encuentra enfermos y los ayuda. Les da de comer, asegurándose de que no pasen hambre.

Docenas de gatos esperan afuera del local todos los días. Nour les ofrece también castrarlos y esterilizarlas para controlar la población, todo el dinero sale de su propio bolsillo.

Ibrahim Fadel

Algunas personas son tan generosas como él y donan un poco de dinero.

Su hijo lo ayuda a cuidar el local para que su padre pueda pasar más tiempo con los gatos.

Ibrahim Fadel

«Mi casa está llena de gatos, y los gatos del vecindario saben dónde vivo y esperan a que regrese en las noches. A penas el motor de mi auto se detiene, estoy rodeado» contó Nour a Agadarinfo.

«Siempre hay comida en el auto, y nunca entro a mi casa sin antes haberles dado de comer. Estos gatos no tienen un hogar, así que depende de mí».

Esperemos que más gente sea igual de emprendedora que este hombre.

Puede interesarte