Por Catalina Grez
30 octubre, 2015

¡Estoy segura que no hay otro lugar así en el mundo!

Cualquiera que haya escuchado hablar del santuario de Sasa en Serbia, sabe que es un lugar mágico: es el hogar de 450 perros que fueron abandonados que hoy pertenece a una gran familia.

En sus inicios este lugar era un club ecuestre, pero varios voluntarios lograron convertirlo en un paraíso para los caninos.

httpv://youtu.be/KvKm-numA9Y

Este gran espacio se ha convertido en un lugar soñado para estos animales: posee áreas verdes para que todos jueguen, los alimentan, cuidan y simplemente los ayudan a disfrutar de la vida tranquilos.

Captura-de-pantalla-2015-10-29-a-las-15.49.37
Harmony Fund

¿Mencioné que todos están vacunados y tienen un chip para encontrarlos?

Lo maravilloso de este sitio es que los perros son libres al 100%: no hay jaulas ni perreras que los encierren. Están sueltos las 24 horas del día jugando, bañándose, durmiendo o comiendo.

Captura-de-pantalla-2015-10-29-a-las-15.51.48
Harmony Fund

¡Sin duda suena como todo un paraíso!

El fundador de este increíble lugar es Sasa, el hombre del video que disfruta más entregando que recibiendo. Desde hace un tiempo recibe ayuda de la organización Harmony Fund , creado por Laura Simpson. Desde hace años ella se ha encargado de recolectar donaciones para financiar otras causas de animales en el mundo. Trabaja con muchas personas que son voluntarios cariñosos y uno de ellos es Sasa, por eso Simpson ayuda con dinero para la causa de Sasa.

Captura-de-pantalla-2015-10-29-a-las-15.51.35
Harmony Fund

Aunque con su ayuda no es suficiente porque cuidar a cada perro mensualmente cuesta $15 dólares y si lo multiplicas verás que es una cifra bastante grande. Por lo menos de los 450 animales ya hay 88 que son patrocinados por otras instituciones.

Captura-de-pantalla-2015-10-29-a-las-15.53.35
Harmony Fund

Muchos de ellos han sido adoptados por familias cariñosas, pero todavía quedan muchos por ayudar. Si te motivas a apoyar esta gran causa puedes donar dinero pinchando aquí.

¡Ojalá más personas en el mundo fueran como ellos!

Puede interesarte