Por Romina Bevilacqua
15 enero, 2016

¡Llora como un niño!

La historia fue así. Un joven koala se proponía escalar un atractivo árbol que había cerca, cuando otro koala más grande, que también quería subir a ese árbol, lo empujó haciendo extraños ruidos y botándolo al piso. Fue entonces que ese joven koala tuvo la reacción más común ante cualquier demostración de las injusticias de la vida: grita y llora desconsolado preguntándose por qué le pasó esto a él.

httpv://youtu.be/O0cAx1jLbJk

¿¡Por qué?! ¿¡Por qué a mí!? ¡Nada me sale bien!

Y de pronto cuando la mujer intenta consolarlo, piensa… por favor no me avergüences.

Así que intenta recobrar su dignidad nuevamente tratando de recuperar su árbol… pero una vez más es derrotado y humillado.


Alicia Alexander, la mujer que grabó el video, ha tenido bastantes encuentros con koalas, cuenta que este en realidad es un comportamiento bastante usual entre koalas en época de apareamiento, donde los machos pelean por territorio. Y de hecho ese extraño sonido que emite el koala grande, no se debe a una pulmonía feroz. Así es como suena el extraño llamado de apareamiento de los machos.

Aquí puedes escuchar a otro koala emitiendo el mismo sonido, que más bien parece el sonido del motor de un tractor o un gran puerco

httpv://youtu.be/ocIR6B-YtYE

Este pequeño koala y su graciosa y a la vez enternecedora reacción al perder el enfrentamiento ante otro koala ha llamado la atención de muchos y ya tiene más de 1 millón de visitas desde el 2 de enero.  No se sabe con certeza si el koala en cuestión es un macho joven intentando defender su territorio o una hembra rechazando al macho, pero al menos sabemos según lo que comenta Alicia, que el pequeño logró recuperar su árbol más tarde.

Puede interesarte