Por Camila Londoño
2 agosto, 2016

Espera por un reencuentro que nunca llegará.

Su nombre es Negão y perdió a quien más amaba en este mundo. En 2015, el dueño de este fiel perro llegó a el hospital Ruth Cardoso Hospital en Santa Catarina, Brasil. El hombre vivía en las calles y había sufrido una infección fatal de la cual no pudo recuperarse. Cuando la ambulancia se lo llevó, Negão la persiguió corriendo hasta el hospital y allí, vio como lo entraron en una camilla. 

Desde que entró, el perro nunca se movió de ahí.

Estaba esperando un reencuentro que nunca llegaría. Él no tenía la forma de saber que su dueño había fallecido, así que siguió esperando.

13876101_1099638276765566_7137568556821138773_n
Região Notícias

Esperó días, semanas e incluso meses. Ocho meses para ser más exactos…

Nunca se movió muy lejos del último lugar en el que vio a su único amigo. Y cada vez que llegaba una ambulancia, Negão ladraba y la seguía para ver si tal vez era su dueño el que iba adentro. 

13680725_710323459122406_1964237863306479780_n
Região Notícias
13619957_1099638336765560_7027570783872971376_n
Região Notícias

En el hospital se han asegurado de que tenga comida y agua.

Además, un par de veces encontraron familias que estaban dispuestas a adoptarlo. Pero en las dos ocasiones, escapó y volvió al hospital. 

13686698_1099638370098890_6009862973199488429_n
Barreiros RÁDIO

Negão sabe lo que quiere y lo que quiere es sentir que su dueño todavía está cerca.

Por eso, en el hospital decidieron apoyarlo y en lugar de alejarlo de ahí, se aliaron con un refugio animal que ahora hace todo por cuidarlo; por su lealtad, se ganó el amor de muchas personas que hoy chequean su salud, lo llevan a caminar y se preocupan por él.

“Él estará acá hasta que decida si se quiere quedar o ir. Mientras esté aquí, le daremos todos los cuidados, el calor y el amor que necesita”.

-Funcionario del hospital-

13669630_1099638303432230_4039560852250117709_n
Barreiros RÁDIO

La prueba más grande de amor y lealtad. 

Puede interesarte