Cuando una tormenta derribó a este árbol, descubrieron algo enterrado hace 1.000 años. 

Una impresionante noticia nos llega desde Irlanda. Hace mil años, un hombre joven fue asesinado a puñaladas y sus restos fueron enterrados en una sepultura católica. Lo impactante comenzó a suceder hace sólo 215 años, cuando una inocente haya comenzó a crecer cercana a la tumba. El árbol tuvo éxito y llegó a ser enorme, pero mientras crecía los huesos de este cristiano fueron remecidos por la raíces del árbol y, poco a poco, comenzaron a fusionarse.

2

Thorsten Kahlert

Recientemente, una gran tormenta azotó esta zona, cercana a Colloney, tumbando a la haya que fue arrancada de raíz. Como resultado de este accidente, el esqueleto del hombre medieval apareció, partido en dos. Su parte superior se encontraba totalmente enredada en las raíces del árbol, mientras la parte inferior permanecía en la tumba, de acuerdo a Sligo-Leitrim Archaeological Services.

De acuerdo a los registros históricos de Colloney, existió un cementerio y una iglesia en la zona. Sin embargo, no se han encontrado más restos humanos que éste.

3

Thorsten Kahlert

Puede interesarte