Por Camila Londoño
21 julio, 2016

“¡Hola! Lindo día para surfear y nadar un rato ¿no te parece?”

Celine Chasteen estaba muy tranquila haciendo surf de remo en Jupiter, Florida (Estados Unidos) con una amiga. De repente tuvo una tierna e inesperada sorpresa. Un gigante manatí que estaba bajo su tabla decidió sacar su aleta del agua para saludarla. Ella, emocionada, le dice al tranquilo y amistoso manatí “choca esos cinco”.

httpv://youtu.be/qiHooGQk5i4

Al principio creyó que era una roca pero luego…

El manatí empezó a moverse y no tuvo ningún problema con poner su aleta en la tabla.

Y no puso una…

Puso dos aletas sobre la tabla y se relajó junto a Celine y su amiga.

El encuentro duró unos 30 segundos. Lo suficiente para robarse el corazón de la surfista.

“Al principio estaba como ‘¿qué está pasando?’, pero honestamente, fue genial. Nunca había vivido algo así antes. Pensé que era muy lindo. Él fue muy agradable. Espero que vuelva a aparecer”.

-Celine-

Adorable. 

Puede interesarte