Otra historia que demuestra que los animales tienen sentimientos.

Hemos visto a camellos, delfines, chimpancés, perros, elefantes, gorilas y pingüinos, llorar a sus muertos con un dolor que desgarra el corazón. Está demostrado que sus emociones, ya sean de alegría, amor, tristeza o hasta furia, pueden ser tan fuertes como las de los humanos. Y bueno, la historia que te contaré a continuación te lo dejará más que claro.

Se trata de una pareja de monitos rhinopithecus, en Zhouzhi National Nature Reserve, en la provincia china de Shaanxi. 2 monitos que estaban siendo documentados por la revista Current Biology, cuando tras días de seguimiento, los investigadores notaron que algo le ocurría a la hembra.

image1-800x533 2
Current Biology 26

“DM”, como la llamaron, parecía débil y salía sangre de su nariz. Su pareja, un macho alfa, notó que estaba extraña y la acompañó en todo momento. Subieron a su árbol como de costumbre para descansar, y cuando parecía que todo estaba en orden, ella se cayó, quedando tendida en el suelo. El macho bajó a toda velocidad, y otras hembras lo acompañaron preocupadas.

image2-800x533 2
Current Biology 26

Por desgracia, DM finalmente murió. Pero su pareja se quedó ahí, incluso cuando el resto de las hembras se retiraron. La acariciaba con cariño y la miraba cabizbajo. Y luego, cuando decidió unirse al resto del grupo, lo hizo lentamente, mirando hacia atrás hasta que la perdió de vista.

Los investigadores optaron por enterrar el cuerpo de DM. Sin embargo, al día siguiente su marido se encontraba nuevamente en el lugar en donde ella descansaba, para observar en silencio su tumba antes de partir de nuevo.

image3-800x533 2
Current Biology 26

Todo esto demuestra el profundo lazo que sentía por su compañera:

“El caso que se presenta es particularmente interesante, debido al trato suave y especial que mostró el macho por la hembra moribunda. Es probable que las especies que viven más tiempo, como los primates, tengan la capacidad de comprender que la muerte es permanente, ya que están expuestos a ella en varias ocasiones. Por lo mismo, son capaces de demostrar empatía por sus amigos enfermos”.

– explicó James Anderson, un profesor de la Universidad de Kyoto y uno de los coautores del estudio. –

980x-1 2
Fuente

¿Qué te pareció la forma en que este mono se despidió de su compañera de vida?

Puede interesarte