Por Raúl Cobo
2 junio, 2016

No tendría problema alguno en prestarle mi propio cepillo

Los tini son considerados como la raza de primates más pequeños del mundo, como si tratasen de algo así como “monos de bolsillo”. Ok, no suena muy bonito el nombre, pero ellos SÍ que lo son. Prueba de eso es el encantador Tiny, quien tras quedar huerfano de padre se convirtió en el inseparable amigo de un curioso personaje: nada menos que el cepillo de dientes.

Cuando Tiny fue abandonado por sus padres, él tenía apenas 3 semanas de edad; en su cabeza había una herida y además estaba con mucha fiebre. Pero después de 5 meses en el veterinario, él no solo pudo sanar de sus limitaciones físicas, sino que además pudo encontrar el afecto donde menos se lo esperaba… en un cepillo de dientes.

La rutina comienza todas las mañanas, cuando Tiny se sube a los pantalones del veterinario con su carita de estar buscando algo

Ese algo no es otra cosa que su cepillo de dientes, por el que debe luchar para obtenerlo

Y ahora, es tiempo de cepillarse…

Tiny podría estar horas y horas en lo mismo, ¿quién no? Miren por favor su carita de máxima satisfacción. ¡Es adorable!

Y pensar que hace no mucho era solo un muy pequeño tini abandonado. Hoy en cambio, es el animal más relajado del mundo.

Puede interesarte