Por Cristofer García
19 mayo, 2020

En Katovik, Alaska, también alimentan a los osos para que ellos no vayan a robar las ballenas. Sin embargo, Fat Albert, como se llama este peludo, parece disfrutarlo.

Este es «Fat Albert«, uno de los osos polares más pesados de Alaska, Estados Unidos. Y es que, este peludo es realmente gigante, ya que cuenta con sobrepeso y alcanza los 679 kilogramos. Está muy por encima del peso promedio de este tipo de osos, por lo cual se ha ganado popularidad en la zona donde vive.

Normalmente un oso polar debería pesar unos 450 kilogramos, pero Fat Albert -Gordo Albert- está arriba de ese peso. Según reseñó Ladbible, este peludo ha tenido mucha suerte en conseguir alimentos últimamente y esta sería la respuesta de su peso elevado.

Edward Boudreau

En Katovik, esta localidad de Alaska, los lugareños transportan grandes cantidades de grasa de ballena, que le ofrecen a los osos que ahí viven, forma de mostrar respeto con estos animales. Y para Fat Albert ha quedado más que claro lo mucho que lo respetan en esta zona.

«Los aldeanos acababan de recoger una ballena y lo que hacen es cortar una gran porción de carne y grasa y luego transportarla a unas cuatro millas de la ciudad para que los osos la encuentren», contó a Ladbible Edward Boudreau, el fotógrafo encargado de las imágenes de Albert.

Edward Boudreau

«Hacen esto por dos razones. Primero: evita que los osos lleguen a las ballenas e interrumpa el proceso, no querrás veinte o más osos polares de tamaño completo que desciendan hacia ti con prisa y hambre», dijo Edward.

Unsplash

«La segunda razón es que los aldeanos están rindiendo homenaje al oso, mostrándoles el respeto que se merecen como lo han hecho tradicionalmente durante miles de años», añadió.

Edward Boudreau

Según contó este fotógrafo, cuando los osos no son alimentados por los pobladores de esta manera, tienen que ingeniárselas para conseguir alimentos por su cuenta. «Si el pueblo no logra capturar una ballena, entonces los osos tendrían que esperar hasta que el mar se congele para poder cazar las focas», expresó.

Unsplash

Aunque es bien sabido que Albert es un grandote, aún no está ni cerca del récord mundial del oso polar más pesado. Este reconocimiento aún lo tiene un peludo de más de 1.000 kilogramos en 1960. Fat Albert tendrá que seguir comiendo mucha grasa de ballena para alcanzarlo.

Puede interesarte