Por Romina Bevilacqua
2 octubre, 2015

¡A-D-O-R-A-B-L-E!

Lo que verás en este video, básicamente resume el significado de «amor de madre». Este pequeño y travieso osito llamado Milk estaba jugando en el borde de la piscina, cuando de repente su voltereta lo llevó a caer al agua. El pequeño de 4 meses, un poco asustado y nervioso, comenzó a mover sus patas a toda velocidad sin poder subir de nuevo a la superficie de piedra, pero para su tranquilidad, mamá oso llegó de inmediato al rescate.

Mira atento en el minuto 0:32.

httpv://youtu.be/fXmpvMl7Gsw

¡La madre tuvo el mismo instinto maternal –y excelente capacidad de reacción ante una emergencia– que lo que esperaríamos de cualquier buena madre humana!

Volvamos a ver ese épico y adorable momento


Una vez que Kurumi, su madre, lo salva pareciera que Milk corre hacia ella como diciéndole ¡Gracias mami!

¡Hora de secarse!

Esta adorable familia de blanco, se ha robado mi corazón…

Puede interesarte