Por Yael Mandler
6 octubre, 2015

Después de ver esto tendrás un poco más de fe en la humanidad

Tomar la carretera para salir por unos días fuera de la ciudad, es casi siempre motivo de relajo, de buscar la calma y conectarte con los entornos naturales. Pero en cada una de esas salidas es casi seguro encontrarte con algún animal herido que no logró cruzar por el pavimento sin ser golpeado por un auto.

Así mueren un sinnúmero de animales salvajes en distintos lugares del mundo y también parecía ser el destino de Tammy, hasta que algo diferente ocurrió.

httpv://youtu.be/J9lBKUWoWZ0

Tammy fue encontrada por una persona y llevada al Santuario de Vida Silvestre Woodlands, en Ontario (Canadá), donde se hicieron cargo de su recuperación. Cuando comenzó su tratamiento, Tammy estaba muy débil: Tenía una contusión en su cabeza y otras heridas.

Captura-de-pantalla-2015-10-05-a-las-16.38.49

Fuente

Todos esperaban un milagro ante la dificultad del caso… hasta que ¡ocurrió!

Captura-de-pantalla-2015-10-05-a-las-16.40.21

Fuente

Tammy despertó, comenzó a alimentarse, gracias a la doctora Sherri Cox del Centro Nacional de Vida Silvestre.

Luego, con la ayuda de la voluntaria del centro, Shauna, se puso de pie y pronto estuvo lista para salir a reencontrarse con la naturaleza.

  Captura-de-pantalla-2015-10-05-a-las-16.41.18

Fuente

Allí sintió la brisa de nuevo, el sonido de los árboles e incluso conoció a un nuevo amigo: Todd, quien también estaba en el santuario recuperándose de un atropello.

Captura-de-pantalla-2015-10-05-a-las-16.42.49

Fuente

Ahora Tammy puede correr, saltar, comer y jugar como cualquier zorro de su edad. Tiene una segunda oportunidad de vivir y, al parecer, la piensa aprovechar. Probablemente nunca olvidará lo que estos voluntarios hicieron por ella y su nuevo amigo Todd.

Si te conmovió esta historia y quieres hacer algo por la causa, puedes hacer una donación de dinero, a través de este sitio, al santuario que ayudó a Tammy.

Puede interesarte