Por Ruben Peña Blanco
24 octubre, 2016

Una infección en su oreja lo puso al borde de la muerte.

Dylan es un perro que fue abandonado por sus dueños y le tocó deambular en las calles en busca de comida. Decenas de gusanos y, además de pus, invadieron su oreja, y él parecía estar consciente de que este hecho desgarrador acabaría con su vida, por lo que buscó un lugar abandonado en el que pudiera morir.

2
Animal Aid

A Dylan lo abandonaron cuando necesitaba de ayuda desesperada de un amigo verdadero.

Finalmente encontró un lugar tranquilo para esperar la muerte, e irrumpió en el cuarto de baño de la casa de alguna familia. Cuando la familia llegó y encontró al perro terriblemente enfermo, decidieron llamar a los miembros de Animal Aid.

3
Animal Aid

El equipo de rescate apareció tan pronto pudieron para ayudar a Dylan, a quien le colgaba su oreja y estaba en terribles condiciones de salud.

4
Animal Aid

En el video que grabó el grupo protector de animales se puede ver que Dylan pareció entender que estaban ahí para ayudarle y salvar su vida. A pesar de que estaba con un dolor horrible, hace su mejor esfuerzo para ser un buen perro.

5

Comienza a mover como loco su colita, y se pone de pie para jugar. Después de una larga cirugía -en la que debieron amputar su oreja- Dylan se salvó y está en la buscada de una segunda oportunidad en casa de alguna familia que quiera adoptarlo.

perrito-2-ps
Animal Aid

El video contiene imágenes muy gráficas que pueden perturbar a algunas personas, aunque el final merece la pena ser visto:

¡Una conmovedora historia! ¿qué te parece?.

Puede interesarte