Con mucho esfuerzo y determinación este pug logró entrar en esa cubeta, y su cara de felicidad lo dice todo. ¿Quién necesita una alberca?

En el hemisferio norte, el calor ya se está comenzando a sentir, y es que a pesar de todo lo que está ocurriendo por la pandemia de coronavirus, los cambios de temperatura seguirán ocurriendo igual. Si eres de esos afortunados que en casa tienen una alberca, estarás salvado, pero si no, este perro nos demuestra que todo tiene solución. 

Con una cubeta de pintura llena de agua, este divertido pug tomó la determinación que era el momento de tomar un refrescante baño y se sumergió a disfrutar en ese pequeño espacio.

Facebook Fundación Animalista Nacahue, A.C.

Su destreza y fuerza lo ayudaron a impulsarse sobre el delgado borde que comúnmente tienen las cubetas de pinturas, pero que con unas técnicas de giros, logró fácilmente posicionarse para estar listo para el baño.

Facebook Fundación Animalista Nacahue, A.C.

Con sus patas traseras se sumergió en el agua y su cara de felicidad al sentir por primera vez el agua es indescriptible. Al parecer sentía mucho calor pero ya dentro de la cubeta se sentía realmente relajado.

La persona que lo grabó, que suponemos es su dueño, simplemente se acercó a capturar la cara de placer que el pequeño perrito traía tras lograr bañarse en su «acomodada» alberca.

Si bien el perrito pug no se sumergió por completo, ya que se mantuvo firme con sus patas posteriores en el borde la cubeta, al parecer solo con la mitad de su cuerpo fue suficiente para pasar una tarde calor.

La respuesta de los usuarios ante el gracioso perrito fue inmediata, acumulando miles de reacciones y cientos de comentarios en Facebook. Un usuario dijo «mira el perro como se la goza!», mientras otros lo encontraron un encanto total.

Claramente la única forma de salir de esa cubeta era ser sacado por sus dueños o tal vez saltar y dejar todo el suelo lleno de agua, pero creo que la primera es más afectiva.

Este perrito nos demuestra que no necesitamos una alberca para refrescarnos este verano en casa. 

Puede interesarte