Por Pablo Román
28 junio, 2018

Algunos comen vacas o pollo, pero este animal nos genera más empatía que otros.

La empatía hacia los animales, por lo menos en occidente, siempre es mayor con las criaturas que conocemos como mascotas. Esto se debe a que convivimos con ellos y le otorgamos un valor sentimental. Por esa razón, cuando sabemos que en China se comen a los perros, los corazones de algunas personas se quiebran.

Pero se nos olvida que comemos vacas. pollos y cerdos, animales que, en realidad, a muchos no les importa devorar. 

Luego de dejarles esta idea en sus cabezas, quiero contarles la siguiente historia.

Este perro que ven aquí arriba, el que está llorando, se salvó de convertirse en alimento para humanos. 

Protectores de animales lograron salvarlo a él y otros 20 amigos peludos, gracias a que recolectaron 1.612 euros para comprarlos a una fábrica procesadora de carne de perro. 

Porque, si no lo sabían, existe una demanda de este alimento a nivel mundial (Y como vivimos en un mundo capitalista y basado en el consumo, es normal que estas cosas sucedan).

Pear Video

El sitio fue descubierto por la organización por accidente, luego de que buscaran a una mascota que se había extraviado en el mercado. Todos los perros estaba encerrados en pequeñas jaulas y serían sacrificados para darle su carne a un restaurante.

Pear Video

Cada uno de ellos fue trasladado a un hospital veterinario donde recibieron atención y médica. Ahora buscan encontrarle un hogar a todos. 

Estos animales corrieron suerte y debemos agradecerles esta acción a los rescatistas. 

Sin embargo, cuando te comas la hamburguesa de hoy, te invito a pensar que la vaca que estás comiendo es un perro. 

Puede interesarte