Por Yael Mandler
9 octubre, 2015

¡Me lo llevo sin pensarlo!

Quién no ha tenido por lo menos un invitado en su casa alguna vez en la vida que cree que está en un hotel. Come, duerme y disfruta de su visita sin hacer nada por ayudar, ni siquiera un amague por levantar un plato para que le digas «no, no te preocupes». Las visitas más indeseables…

Este perro se resiste a caer en esa clasificación y desde que vive en el centro de adopción de mascotas, Sicsa, se esfuerza todos los días por ser el mejor huésped que haya tenido el refugio jamás.

httpv://youtu.be/_WqtFk9O8WE

Como viene de la calle, nunca ha tenido una cama y por eso no tiene idea de cómo se arma, pero no por eso deja de intentarlo. Aunque con la adorable cara que pone mientras la hace, a nadie le importa si le queda un poco arrugada.

 

Captura-de-pantalla-2015-10-09-a-las-10.30.39

Fuente

Este tierno pitbull está a la espera de encontrar un nuevo hogar, que de seguro se convertirá en el más reluciente del barrio gracias a su vocación de orden.

Puede interesarte