Por Juan David Montes
20 mayo, 2016

Es como si le dijera a su dueño: “tengo tanto por contarte”.

El nombre de este golden retriever es Gunnar. Él y su familia permanecieron separados durante 20 meses, después de que Gunnar se extraviara en algún lugar de Verona, un distrito de Pensilvania (Estados Unidos). Aunque sus dueños hicieron todo lo posible por encontrarlo, la esperanza se perdió después de más de un año tras su rastro. Pero gracias al Departamento de Control Animal de Pittsburgh, esta familia pudo estar completa de nuevo.

httpv://youtu.be/lyWJ6ZRJJhw

Los oficiales primero tuvieron un reporte de un perro extraviado en Squirrel Hill, un barrio residencial de Pittsburgh, pero fueron incapaces de capturarlo debido a sus rápidos movimientos.

Los avistamientos continuaron durante meses, incluso llegaron a rastrear sus huellas en la nieve.

El esfuerzo del equipo de rescate permitió que el perro fuera hallado y posteriormente trasladado a un refugio.

Gracias a un microchip que tenía insertado el perro, el equipo del refugio pudo contactar a sus dueños.

¡Y de nuevo están juntos!

Puede interesarte