Por Francesca Cassinelli
27 septiembre, 2016

“Llegué a casa del trabajo y tenía muchas flores por toda la casa y Aubrey estaba vestido de gala”.

Aubrey es un perro golden retriever que goza del cariño de sus dueños: Matt y Sarah. Ellos viven juntos, lo adoptaron juntos cuando era un cachorro y le han brindado mucho cuidado y amor. También les gusta vestirlo y jugar con él, ya que tiene mucha energía. La pareja adora que sea una pieza clave en los momentos importantes que viven. 

Por eso cuando Matt se decidió a pedirle matrimonio a Sarah, inmediatamente supo que tenía que vestir a Aubrey para la ocasión.

Aubrey está acostumbrado a vestirse, ya que sus dueños adoran verlo de distintas formas y disfrutar de su divertida personalidad.

Sarah Edwards
Aubrey modelando un estilo grunge. Foto: Sarah Edwards.

El perrito es muy regalón y a pesar de que es muy juguetón, sabe cuando quedarse tranquilo.

Foto: Sarah Edwards.
Foto: Sarah Edwards.

Y cuando llegó el momento clave recibió a su dueña de gala frente a la puerta de su casa:

Foto: Sarah Edwards.
Foto: Sarah Edwards.

“Me propuso matrimonio en mi cumpleaños. Llegué a casa del trabajo y tenía muchas flores por toda la casa y Aubrey estaba vestido de gala (…) Pensé que era adorable, ¡por supuesto!”.

-Sarah Edwards-

Matt había preparado muchas cajas con notas con las razones por las que la ama, las que le hizo abrir una a una.

“Cuando recibí la caja más pequeña (la del anillo), él la tomó y dijo que él tenía que abrir esa última”.

-Sarah Edwards-

¡Sarah dijo que sí!

En todo momento Aubrey los observó desde su puesto en el sillón, vestido de gala y seguramente disfrutando de la presencia de sus amos.

Sobre la participación de Aubrey en la fiesta de matrimonio… ¡la pareja está dudando!

“Es un golden juguetón que ama saltar, por lo que tememos que salte sobre mi o alguno de los invitados (…) Hemos decidido incorporarlo en la boda enmarcando una foto de él y poniéndola en la mesa de la recepción junto a la historia de la propuesta”.

-Sarah Edwards-

Aunque no pueda asistir a la boda, Aubrey los acompañará en su vida matrimonial, iluminando (y llenando de pelos) los momentos que vivirán en el futuro.

Puede interesarte