Por Romina Bevilacqua
2 enero, 2015

El pescado canadiense Dan Dunbar, se encontraba navegando en un bote cerca de la bahía Nanoose, en Columbia Británica cuando vio a una joven águila calva en la superficie del agua. A pesar de que las águilas calvas son conocidas por ser buenas nadadoras, este espécimen en particular parecía tener problemas para emprender vuelo.

Mientras Dunbar pensaba en cómo ayudar al ave, el águila usó sus alas para acercarse más a la embarcación. El pescador intentaba alentarlo con algunas palabras: “Hola amigo. ¿Qué sientes? ¿Quieres subir? Te tiraría un salvavidas, pero no sé si te quedaría bien”.

980x

Sin embargo, antes de que Dunbar pudiera tomar su red el ave volvió a alejar así que le dio más poder al motor para poder acercarse. Luego de acercarse más, Dunbar, quien grabó los 12 minutos que dura el rescate y el cual está lleno de los comentarios del propio pescador, tomó al ave desde el agua. “Listo. ¿Estás cansado?”

El ave, a pesar de que estaba asustada y helada, no parecía tener ninguna herida visible. Una vez a bordo estiró sus alas para intentar calentarse, mirando de forma atenta pero tolerante a Dunbar mientras este lo filmaba y seguía hablándole. “Debo decir que eres el compañero de pesca más raro que he tenido, pero apuesto a que eres mejor que yo para esto”, se escucha.

980x-2

Dunbar reportó que el águila fue luego entregada a Rescate de Vida Salvaje y transportada a la Sociedad de Rehabilitación de Vida Salvaje Huérfana para que fuera tratada. La veterinaria de la Sociedad, Dina Lee, comentó que el águila tenía alrededor de 3 años y no parecía tener ningún problema en sus alas que le impidiera volar, lo que haría su situación de haber estado atrapado en el agua un poco “extraña”.

Lee comenta que un envenenamiento accidental podría ser uno de los factores, ya que las aves pueden enfermarse luego de comer animales que puedan haber estado en contacto con veneno para ratas que usualmente es usado por los agricultores para controlar las plagas.

“Cuando el pescador lo rescató del agua y lo puso en el barco, no notó que hubiese un sedal o algo por el estilo sujetándolo y tampoco pudo observar heridas. Sin embargo, no está alimentándose con normalidad así que sospechamos que puede haber algo en su interior, por lo que lo someteremos a rayos-x para asegurarnos», comentó Lee. “Haremos todo lo que esté a nuestro alcance”.

Puedes ver el rescate completo del águila calva más abajo:

httpv://youtu.be/qiOaqs9qnt8

Visto en: The Dodo

Puede interesarte