Por Juan David Montes
7 julio, 2016

No lo sospechaban.

Este puercoespín salvaje era un recién nacido cuando fue capturado por un granjero dedicado al cultivo de papa en Hoedspruit, Sudáfrica. El animal fue llevado a Daktari Bush School and Wildlife Orphanage, un refugio para animales salvajes donde se educa a los niños de la zona para que cuiden la fauna salvaje. Allí recibió los cuidados que necesitó durante sus primeros meses. Y fue llamado Spikey.

Ian y Michele Merrifield, los directores del lugar, nunca habían estado a cargo de un puercoespín, así que se guiaron con la experiencia que tenían con otros mamíferos.

980x 2
Daktari

Lo prioritario era brindarle la alimentación necesaria, así que con un biberón le dieron una mezcla de leche de vaca, yema de huevo y crema de leche con un suplemento de bacterias necesarias para su digestión.

Cuando creció también empezó a comer maíz, fruta picada y vegetales.

980x-4 2
Daktari

Sus espinas no fueron un impedimento para obtener unas cuantas caricias y tomar varias siestas en compañía.

980x-2 2
Daktari
980x-3 2
Daktari

Después de un año Spikey estaba listo para ser liberado, como se lo comentaron Ian y Michele a The Dodo:

“Simplemente decidimos que él sería más feliz libre, y si tenía algún problema, él podría regresar por comida. ¡Todavía regresa! No sabemos si necesita comida o sólo disfruta nuestra compañía”.

Y ellos disfrutaron de una gran sorpresa por parte de Spikey.

Era madre de dos pequeños. Sí, era hembra y, además, madre.

980x-7 2
Daktari
980x-9 2
Daktari
980x-8 2
Daktari

Y aunque son tímidos, sus hijos son el orgullo de Spikey.

Puede interesarte