Por Yael Mandler
15 octubre, 2015

¡La ducha por fin dejará de ser un campo de batalla!

Ladridos, gruñidos y carreras para meterse debajo de la cama o en algún otro escondite, son los trucos que más utilizan los perros cuando sus amos les dicen con la mejor sonrisa la peor de las frases: ¡vamos a tomar un baño! Como si fuera un castigo terrible  o la peor tragedia, la palabra “baño”, en la cara de un perro es sinónimo de esto:

Sad puppy eyes #dogs #dog #goldenretriever #dogbath #doggrooming #waterdog #puppydogeyes

A photo posted by Bri Rachko (@rigai1991) on

Por años, el baño, más en específico la ducha, se ha convertido en un campo de batalla para perros y sus amos y la técnica de hacerse el muerto ha estado cerca del éxito muchas veces.

Captura-de-pantalla-2015-10-13-a-las-14.56.31
Fuente

Las técnicas se fueron haciendo cada vez más sofisticadas. Parecía que este conflicto nunca iba a tener solución…

Captura-de-pantalla-2015-10-13-a-las-15.15.33
Fuente

Hasta que de pronto apareció esto:

httpv://youtu.be/MlM_DqV61jk

Esta simple herramienta que se adhiere a la manguera del jardín es la paloma de la paz para esta guerra. El martirio que debían sufrir los perros cuando sentían que se echaba a correr el agua de la ducha, ahora se convirtió en un momento de masaje y relajo.

Captura-de-pantalla-2015-10-13-a-las-16.31.29
Fuente

Sólo necesitas pasar este utensilio por el cuerpo de tu mascota mientras tira pequeños chorros de agua capaces de sacar toda la tierra y suciedad de su pelaje.

Captura-de-pantalla-2015-10-13-a-las-16.32.41
Fuente

No podemos asegurarte que la clásica venganza de secarse en los sillones de tu casa ya no sucederá, pero al menos las conversaciones de paz han hecho un gran avance con esto, ¿no?

Puede interesarte