Por Alvaro Valenzuela
7 noviembre, 2016

Tenía muy poca expectativas de vida pero ha superado todos los pronósticos.

Muchos animales con defectos o anomalías extremas por desgracia no viven mucho tiempo después de nacer. La naturaleza puede ser cruel pero lamentablemente es el círculo de la vida. Sin embargo, una pequeña ternera está destruyendo todos los pronósticos. El amor de sus dueños y sus ganas de vivir han permitido que viva una vida que probablemente de otra forma no hubiera tenido.

14718785_545546582304994_5474042884458524100_n-2
Lucky/Facebook

Lucky nació con dos cabezas a mediados de septiembre de 2016 en una granja familiar en Kentucky, EE.UU.  y sus dueños no pensaron que duraría mucho, a pesar de que se encariñaron rápidamente de ella. Brandy Abell McCubbin y su esposo Stan quedaron impactados cuando la vieron por primera vez pero decidieron cuidarlo por sus propios medios

14947868_547994692060183_7828133552376246318_n-2
Lucky/Facebook

La pequeña becerra tenía algunos problemas de equilibrio cuando nació y no podía estar de pie o caminar muy bien sus primeros días, pero con el paso del tiempo se hizo más y más fuerte.

14729391_545546638971655_3752494201271809402_n-2
Lucky/Facebook

Ahora Lucky puede correr, saltar, mantener el equilibrio. Debido a su deformidad, Lucky vive en el establo en lugar de en el campo con las otras vacas porque de otra forma podría salir herido accidentalmente. Esto lo ha llevado a relacionarse muchísimo con su familia humana.

«Es una gran bebé. Ella camina y se apoya en mí, y yo la acaricio y le doy masajes. Es muy malcriada».

-McCubbin al sitio The Dodo-

Es muy raro que un animal con dos cabezas llegue a una edad adulta, pero hasta el momento, Lucky ha logrado superar sus propias batallas. Ahora tiene 6 semanas de edad, y no muestra signos de renunciar a vivir. Puede ser un poco diferente pero esto no ha evitado que siga luchando.

Desde que Lucky nació, la familia ha recibido más de 300 visitantes que han venido a conocerla y darle su amor. Lucky es increíblemente amable, y saluda a cada nueva persona con suavidad.

Incluso ahora tiene una fanpage en Facebook donde sus dueños van mostrando sus progresos.

«A ella le encanta que la acaricien. También intenta lamer y limpiar su baba en las personas».

Nadie pensó que esta ternera de dos cabezas viviría tanto tiempo y ella está probando, un día a la vez, que todos están equivocados.

Puede interesarte