Por Teresa Donoso
6 Enero, 2017

¡Sin duda es muy especial!

Gates es uno de esos cachorros que desde el principio destacan por ser especiales. Eso fue lo que los trabajadores de la Sociedad Humana de Lexington, quienes se especializan en trabajar con animales sin hogar, notaron apenas lo vieron entrar por sus puertas. Su antigua familia lo trajo hasta este lugar porque el cachorro sufría de una enfermedad conocida como parvovirosis canina, que afecta de forma extrema el sistema digestivo de los perros, y no podían darle los cuidados ni el tratamiento que él necesitaba.

Lexington Humane Society

Esta enfermedad no tiene un pronóstico muy alentador, por lo que la familia prefirió dejarlo al cuidado de los expertos y darlo en adopción.

Según lo que la relacionadora pública de la sociedad, Emily Tolliver le aseguró a The Dodo afortunadamente su recuperación fue rápida, a pesar de no ser una enfermedad sencilla de tratar:

“Afortunadamente tenemos un porcentaje de supervivencia de parvo bastante bueno así que Gates estaba en buenas manos. Se recuperó de su enfermedad sin problemas gracias a nuestro esforzado equipo veterinario”.

Lexington Humane Society

Gates se recuperó de forma exitosa y actualmente él, y sus adorables dos narices, están a la espera de encontrar una familia que pueda amarlo por el resto de su vida.

Y en caso de que te estés preguntando qué pasa con su nariz, te contamos que se trata de una anormalidad congénita que no tiene ningún tipo de efecto negativo sobre su salud. Todo en su nariz funciona a la perfección y no hay nada de qué preocuparse.

Lexington Humane Society

Emily agregó que Gates, a pesar de ser diferente en el exterior, es como cualquier otro cachorro que comienza a descubrir el mundo:

“Es un cachorro adorable y juguetón, le encanta acurrucarse y que le presten atención”.

Lexington Humane Society

¡Ojalá Gates encuentre una familia pronto! Definitivamente es el cachorro más adorable y luchador que he visto en el último tiempo.