Los regalos inesperados son los mejores, y este perrito lo tiene muy claro.

Trataré de ser muy breve. El mejor regalo del mundo, tiene que ser uno que revuelva tus sentidos. Que se encuentre al límite de la felicidad y la pena. Que te haga sentir apasionado e irracional. Dentro de las 2 cosas que pueden caer en esta descripción, y si lo intentan desmentir serían unos hipócritas, están unas toneladas de dinero y un cachorrito. 

Pero esto lo supera:

Imgur

Bueno, fuera de bromas, que te regalen un cahorro es lo mejor. Sino me creen, los invitó a ver como este perro recibe lo que siempre quiso para Navidad.

Demasiada ternura frente a mis ojos.


 

Puede interesarte