Por Romina Bevilacqua
4 diciembre, 2015

No le importó arriesgar su propia vida, en ese momento sabía que tenía que salvar a Tiki.

Parecía una noche como cualquier otra para la familia Fetter, cuando de pronto su mujer escuchó un extraño sonido. Parecía un gruñido, pero no le dieron mucha importancia. Al menos no hasta que escucharon a Tiki, su anciana perrita de 8 años mezcla de ovejero, gritar y llorar.

Chanida Fetter, se levantó rápidamente para ver qué ocurría y entonces vio una aterradora escena. Un puma salvaje tenía entre sus fauces la cabeza de Tiki. Chanida recuerda que comenzó a gritarle a su marido advirtiéndole que Tiki corría peligro y él no lo pensó dos veces. Se levantó de la cama y con lo puesto bajó rápidamente a la planta baja y hacia el jardín, allí se enfrentó con el feroz felino.

httpv://youtu.be/H99b7LOIaq0

Kirk Fetter vio cómo el puma mantenía entre sus dientes a su perrita y lo único que pensó fue que tenía que salvarla.

«No estaba pensando en nada, era pura adrenalina».

–Kirk Fetter–

Captura-de-pantalla-2015-12-02-a-las-11.44.02

Acto seguido, se abalanzó sobre el puma estando semi desnudo, y sólo en ese minuto el gran felino soltó a Tiki y se escondió nuevamente en el bosque.

Cuando Kirk recuerda su osada decisión apenas puede creerlo, pero dice que valió la pena el riesgo. 

«Es un miembro de la familia. Tienes que salvar a tu familia».

–Kirk Fetter–

Chanida, su esposa, está de acuerdo. Ella cuenta que conoció a Tiki desde que era una cachorra de 3 meses y que mantienen un lazo muy especial.

«Ella es como mi primera hija, la tuve cuando tenía alrededor de 3 meses. La alimenté como si fuese mi bebé».

–Chanida Fetter–

 

Captura-de-pantalla-2015-12-02-a-las-11.48.12

Por suerte Tiki sólo quedó con algunas heridas, la mayor de ellas en la cabeza que requirió de 6 puntos, pero ya se está recuperando. 

Tiene suerte de tener una familia que la ame tanto.

Puede interesarte