Por Romina Bevilacqua
1 julio, 2015

¡Pero si es como un niño!

En el Santuario Single Vision, donde cuidan animales como tigres, osos u otras especies amenazadas o en peligro de extinción, saben bien lo que les gusta a sus huéspedes. Cuando no están luchando por la conservación de las especies y animales en su recinto, se dedican a disfrutar de las locuras que estos peludos amigos hacen. Toma como ejemplo a Bruiser, un oso que sabe disfrutar las cosas buenas de la vida, como un gran chapuzón en la piscina para comenzar bien el día.

httpv://youtu.be/I-yqvT8vKZc

Apenas vio la piscina supo que no había tiempo que perder, subió rápidamente las escaleras y splash ¡Un tremendo planchazo (o guatazo como decimos en Chile)! Ves como después de caer de guata al agua mira hacia su compañero como diciendo :’¡¿Me viste!?’… ¡es como los niños! Y por supuesto después de ver lo divertido que era se lanzó nuevamente al agua.

Puede interesarte