A los perros les encanta jugar. Perseguir pelotas, correr con sus amos, nadar y esconderse, son algunas de las acciones que los hace más felices. Sin embargo, algo en lo que cualquiera estaría de acuerdo, es en su obsesión por las burbujas y tratar de comérselas. Ve a continuación cómo terminó esta historia.

En una linda tarde de verano, este perro jugaba en su jardín a atrapar burbujas. 

anigif_optimized-19003-1420849848-4

Mientras realizaba un salto épico, digno de un experto, notó a una pequeña niña en su camino. 

anigif_optimized-19021-1420849889-19

Era muy tarde, nada podía evitar el choque.

anigif_optimized-7910-1420849939-1

Por suerte, todos los involucrados están bien!

anigif_optimized-15113-1420850070-7

Acá puedes ver el video completo.

httpv://youtu.be/CLeLdf2_pXE

Visto en: Buzz Feed

Puede interesarte