Por Daniela Morano
12 octubre, 2018

«Cuando lo hicimos, vimos en ellos comportamientos que indican que estaban estresados. Respiraban mal, intentaban escapar, se buscaban y comían menos», comentó uno de los voluntarios.

Es realmente triste cuando nacen cachorros y estos deben ser separados de su familia para irse con otra. Con familia quiero decir su familia de sangre, sus hermanos perros, quienes no volverán a ver pero con quienes compartieron los meses más especiales dentro del útero de su madre. A menos que vivan en una gran casa y tengan dinero, pocas personas pueden quedarse con la familia completa.

Goliath, Gunther y Gasket son tres san bernardo muy peludos y grandes que, lamentablemente, debieron ser llevados a un refugio. Entre los tres hacen 136 kilos, por lo que el refugio «tuvo que cerrar durante un día entero para acomodarlos en sus respectivos lugares», contó Jamey Blair, manager, a The Dodo.

Edmonton Humane Society

A pesar de encontrarse en un refugio, no podrían estar más contentos. «Uno de los empleados los vio un día en sus jaulas y notó que estaban los tres acurrucados durmiendo juntos. Pensó que era adorable y quería unirse a ellos en ese colchón de perros».

Los tres tienen 5 años y un especial lazo que los une a pesar de haber sido abandonados. Desde pequeños que hacen todo juntos: comen, duermen y juegan entre ellos. Fue por eso que en el lugar decidieron hacer un pequeño experimento si es que planeaban darlos en adopción algún día: separarlos.

Edmonton Humane Society

«Cuando lo hicimos, vimos en ellos comportamientos que indican que estaban estresados. Respiraban mal, intentaban escapar, se buscaban y comían menos», dijo Blair.

Esto resultó en la decisión de que los tres debían ser adoptados juntos. «Son un amor, se portan muy bien. Son muy sociables, amorosos y aman el cariño. Les gusta jugar, y se portan bien con otros perros por lo que hemos visto acá. En conclusión, son fenomenales».

Edmonton Humane Society

El refugio ha compartido la historia de estos hermanos en su página de Facebook con la esperanza de encontrarles un hogar permanente y ha sido «sobrecogedora la cantidad de personas que nos han escrito. Hemos recibido 200 mails de personas interesadas tanto dentro como fuera del país, así que tenemos la esperanza de que les encontraremos un buen hogar».

Edmonton Humane Society

Aunque quien decida llevarlos con ellos debe considerar que los gastos para mantener a estos 3 no es fácil. Hay que darles de comer, vacunarlos, bañarlos. Quizás por eso no es la mejor opción para cualquiera, pero sí por el lado positivo, es el triple de amor.

«Estamos emocionados por verlos irse a un hogar definitivo».

Puede interesarte