Por Cristofer García
6 abril, 2020

Un grupo de los mismos tigres del documental de Netflix, Tiger King, ha recibido el beneficio de vivir ahora en amplias praderas en Colorado.

Un grupo de 39 tigres, que antes eran parte del zoológico G.W de Oklahoma, viven ahora en el santuario The Wild Animal Sanctuary, en Colorado, como parte del traslado de estos animales para darles una mejor vida. Se trata, además, de algunos de los grandes felinos del excéntrico guardián de zoológico Joe Exotic.

Estos felinos, junto a 3 osos negros, fueron traslados en 2017 a este santuario. Sin embargo, este hecho ha tomado revuelo desde la popularidad de la reciente serie-documental de Netflix, Tiger King, en donde el centro de atención está en la vida de Joe y la crianza de animales exóticos en cautiverio.

Greater Wynnewood Exotic Animal Park

“No se trata de la película de Netflix, no se trata de otra cosa que no sea que estamos tratando de darles la mejor vida posible”, dijo Becca Miceli, Jefa de Ciencia y Oficina de Bienestar Animal, a The Denver Channel.

The Wild Animal Sanctuary

Bien se sabe que Joe, ahora preso, mantenía en su antiguo zoológico a cientos de animales exóticos, pero su principal atracción eran los grandes felinos. Apodado él como Tiger King -Rey Tigre- , en el filme muestra la vida que llevaban estos animales, la cual no era la más adecuada. Así reafirmó Miceli al visitar el zoológico.

The Wild Animal Sanctuary

“Fue difícil, quiero decir muchas de estas cosas que vimos por nosotros mismos cuando estuvimos allí, los pequeños recintos, la cría indiscriminada, las experiencias del cachorro, la explotación, por lo que todo eso fue muy evidente cuando estábamos en el rescate”, afirmó Miceli.

Greater Wynnewood Exotic Animal Park

Aunque estos felinos sean solo una fracción de los animales en cautiverio en el zoológico G.W de Oklahoma, que aún están en funcionamiento, han podido mejorar su calidad de vida y se han adaptado al nuevo santuario.

“Ya sabes, intentas proporcionarles tantas libertades que la gente desafortunadamente intentó quitarles. Tratamos de darles grandes espacios abiertos, mucho espacio para correr, decidir qué hacen durante el día, si quieren tumbarse al sol, jugar en el agua, rascarse en un tronco”, contó.

The Wild Animal Sanctuary

Tenían entre 2 y 4 años estos tigres cuando llegaron al santuario, los cuales, en su mayoría, presentaban problemas de salud. Micelo afirmó que algunos de ellos continúan con problemas físicos y traumas mentales, por la experiencia vivida en el zoológico.

“Tenían algunos problemas cuando los recibimos por primera vez, muchos problemas dentales, cosas de esa naturaleza. Desafortunadamente, tenían algunas cosas nutricionales que una vez que se pusieron en una mejor dieta, tenían algunas cosas suplementadas que necesitaban, algunas específicas vitaminas que los grandes felinos pueden carecer “, dijo Miceli.

Greater Wynnewood Exotic Animal Park

Además, en este santuario también se permite la visita a los animales, pero en una dinámica muy distinta a la de un zoológico. Se pueden apreciar en grandes praderas, a las personas no se les permite tomarse fotos con los animales y tampoco practican la cría en cautiverio.

The Wild Animal Sanctuary

“Tenemos una pasarela elevada y la razón por la que hacemos eso es que crea mucho menos estrés en el animal”, dijo Miceli.

Greater Wynnewood Exotic Animal Park

Luego de la popularidad que ha generado la producción de Netflix, Miceli espera que esto genere conciencia respecto a la cría ilegal de animal exóticos en cautiverio.

Greater Wynnewood Exotic Animal Park

“Creo que espero que traiga algo de luz a la crisis en la que nos encontramos con grandes exóticos en esta nación. Espero que la gente no solo tome del documental el sensacionalismo de los personajes, sino que realmente mire más allá y vea el animales”, sostuvo Miceli.

Puede interesarte