Cuando estas aves vieron que unos postes invadían su territorio no dudaron en apoderarse de ellos. 

Al parecer estas aves querían enviar un mensaje: «no dejaremos que nada se interponga en nuestro camino»…ni siquiera un gran poste de electricidad instalado en medio del territorio donde suelen volar libremente. Estas impresionantes esculturas en los postes en realidad son nidos de unas singulares aves conocidas como tejedores republicanos (Philetairus socius) que construyen estos gigantescos hogares con ramas, pastos y algodón –aunque generalmente prefieren los árboles para armarlos–.

nest-7

Dillon Marsh

Pero sus nidos no son lo único por lo que se conoce a estas aves, según explican en This is Colossal. Resulta que sus gigantescos hogares en el aire funcionan como una especie de hotel para todo tipo de especies de pájaros y en ocasiones hay más de 100 aves viviendo ahí al mismo tiempo. Así es, en estos nidos podrás encontrar halconcitos africanos (Polihierax semitorquatus) –que utilizan estos nidos un albergue permanente–, al barbudo pío (Tricholaema leucomelas) o al inseparable de Namibia (Agapornis roseicollis), entre muchos otros. Pero el alojamiento no viene sin obtener algo a cambio, ya que según explican en el zoológico de San Diego, los tejedores republicanos también se benefician de esta solidaridad: al compartir sus nidos tienen más ojos que vigilen en busca de depredadores y aprenden nuevos sitios donde encontrar alimento.

nest-3

Dillon Marsh

Estos nidos fueron fotografiados por Dillon Marsh en pleno desierto del Kalahari al sur de África.

nest-1

Dillon Marsh

nest-9

Dillon Marsh

nest-8

Dillon Marsh

nest-5

Dillon Marsh

nest-4

Dillon Marsh

 

nest-2

Dillon Marsh

Puede interesarte