Por Daniela Poblete
10 septiembre, 2018

¡Esta adorable compañía es una excelente terapia!

En estos tiempos es bastante difícil encontrar personas que no hayan tenido o no tengan depresión. Es que lamentablemente los tiempos han cambiado y la agitada vida de la ciudad, los extensos horarios de trabajo y largos trayectos de regreso a casa, son solo algunos de los factores que comienzan a desencadenar esta enfermedad que ataca a millones de personas en el mundo.

Si bien existen diversas terapias, muchas veces no estamos en las condiciones de pagas los costos que estás requieren y por otro lado los horarios no calzan con nuestras actividades. Sin embargo, existen unos tiernos amiguitos que pueden ayudarnos a mejorar esta situación y mejorar nuestra salud mental, me refiero a los perros.

AP

Estos adorables seres de amor, son extremadamente tiernos y aunque no lo sepas, compartir con ellos, trae muchísimos beneficios. Es que desde el primer momento en que los vemos, cuando son pequeñitos nos aportan sensaciones y pensamientos positivos.

1. Su amor y aceptación es incondicional

AP

Por lo que sabemos, los perros carecen de críticas u opiniones y además, te aceptan como eres, sin importan nada de tu aspecto físico, ni tampoco tus pensamientos más íntimos, porque no te van a juzgar jamás. Además, te van a acompañar incondicionalmente, aunque no quieras levantarte.
Hay estudios que comprueban que las personas sienten menos soledad al pasar al menos media hora con un perrito, lo que provoca una sensación de satisfacción.


2. Cambian nuestro comportamiento

AP

Es cierto, muchos de los que lean este artículo y tengan un perro, sabrán de lo que hablo. ¿Cuántas veces llegas agotado, cansado e incluso mal genio y tu fiel compañero está ahí, feliz esperando por ti? Y es que aunque llegues con la peor de las ganas, ellos siempre tendrán un saltito para recibirte o algo que llame tu atención, es su forma de expresar que te extrañaron.
Entonces es ahí cuando no puedes resistirte a eso y le das cariño, y el o ella te lo da a ti a su manera, provocando que vayas calmándote, sientas tu respiración menos agitada e incluso a veces puedes llegas a desahogarte, solo acariciándolo.


3. Te distraen

AP

Realmente tener un perrito es tener algo que no sabemos como se comportará o que gracia hará todos los días y es por esto que nos sacan de nuestra rutina debido a que además de los cuidados físicas que tenemos que entregarles, nos aportan momentos de muchas emociones y ¿quién no se ha quedado mirando una gracia, sin pensar en nada más? o por ejemplo cuando lo sacas a pasear te desconectas de todo.


4. Nos hacen responsables

AP

Claramente tener un perro, es una responsabilidad y según estudios sobre la depresión, tener responsabilidades, mejora nuestra salud mental. De hecho, los psicólogos plantean que podemos construir nuestro autoestima o mejorar la calidad de vida, al tomar una responsabilidad.
Cuando tenemos éxito en este tipo de “tareas”, que en este caso son cosas sencillas como darle alimento, agua, entre otros factores, nos damos cuenta que somos capaces de cuidarnos y también a otra criatura.


5. Bajan la presión arterial

AP

Todos los estudios que se han realizado hasta el minuto indican que los dueños de perros, tienen una presión arterial y ritmo cardíaco mucho menor que el común de las personas durante realización de tareas mentales estresantes. Además, la presión arterial disminuye cuando acaricias a los perros y aún más cuando se trata de tu mascota.


6. Promueven el contacto fisico

AP

Hay investigaciones que indican que muestran que los abrazos inundan nuestro organismo de oxitocina, una hormona que reduce el estrés, la frecuencia cardíaca y la presión arterial. Incluso el tacto, sentir a alguien, ayuda a evitar que nuestro cerebro responda con ciertas amenazas. Por lo tanto, acariciar un perrito, abrazarlo o dejar que pase su lengua, aumenta los niveles de serotonina y dopamina, hormonas que mejoran nuestra función cerebral y los estados depresivos o desanimo.


Al parecer el mejor amigo del hombre, es también un buen partner para nuestra salud mental y probablemente, en los días que estés más triste, lo sentirá y querrá estar más cerquita de ti. Además, podrás contarle todo porque un gran problema que tenemos los seres humanos, es criticar al otro por sus sentimientos e invalidar sus emociones, algo que claramente no es beneficioso para nuestra salud.

Puede interesarte