Por Romina Bevilacqua
11 marzo, 2015

Si unes ingredientes comestibles y una impresora 3D ¿Qué obtienes? Un increíble bocado saludable que crecerá en pocos días. 

Si quisieras inventar el snack saludable más perfecto, probablemente habrías imaginado algo similar a lo que esta diseñadora holandesa ya creó –sí, lo siento. Quizás para la próxima–. Un diminuto jardín que crece por sí sólo en unos días y contiene una importante fuente de nutrientes es básicamente uno de los inventos más alucinantes que he visto en los últimos días. Para crear estos pequeños bocados en forma de domo Chloé Rutzerveld, la mente detrás de Edible Growth, formó una base de masa y convirtió los carbohidratos vacíos en un bocadillo nutricionalmente balanceado.

httpv://youtu.be/q9YQ98dqgAE

Ya lo sé, ahora te estás preguntando ¿¡Cómo lo hizo!? Y la respuesta es simple…el boom de uso de impresoras 3D –que va desde la creación de prótesis para animales hasta construcciones de viviendas– llegó ahora hasta la cocina. Al unir material comestible impreso en 3D con semillas, esporas y levadura, ella creó un bocado comestible que crece por sí solo de 3 a 5 días. Las semillas se convierten en tiernos retoños verdes, las esporas florecen para dar paso a hongos y champiñones y la levadura transforma el interior de la bola en un centro líquido fermentado, agregando sabor y nutrientes al bocadillo. Y todo esto sucede sin requerir cuidados ni jardinería.

video-undefined-263D7F7B00000578-590_636x358

Para Rutzerveld este el concepto alimentario del futuro y destaca que después de crecer se convierten en «un alimento completo que contiene todos los nutrientes que necesita el cuerpo”. “Esto muestra que los alimentos creados con tecnología moderna no tienen que ser artificiales o poco saludables, y que en realidad pueden tener muchas ventajas”, agrega en su web.

Si se lleva a gran escala, un proyecto como Edible Growth puede entregarnos comidas saludables mientras se acorta la cadena alimentaria, limitando el uso de químicos en la agricultura, reduciendo emisiones de carbono debido al transporte, y utilizando menos suelo. En vez de lamentar un futuro lleno de tecnología para los alimentos que comemos, la diseñadora cree que deberíamos aprovechar lo mejor que cada estilo ofrece. Ella escribió en su sitio web que Edible Growth es “ejemplo de un producto alimenticio del futuro que forma un puente entre las nuevas tecnologías y las prácticas tradicionales de cultivo y producción de alimentos”.

Puede interesarte