Por Raúl Cobo
18 julio, 2016

Me dieron ganas de vomitar.

La cosa es así de simple: un turista con algo de dinero en su bolsillo va a una granja de animales y le pide al dueño de estos que los libere de su jaula, ¿eso lo convierte en un héroe? No, todo lo contrario… Resulta que la única intención del turista es que los animales huyan, pero hasta un cierto punto, ya que si se van muy lejos él no podrá matarlos y así nunca obtendrá su trofeo. Lo más curioso de todo, es que a eso lo llaman «deporte» ¿qué me dicen ustedes?

Aquí por ejemplo tenemos a una de las tantas víctimas de este «deporte».

980x (4)
Drew Abrahamson

El león desnutrido corresponde a una de las tantas especies que habitan en Ingogo Safaris, una granja de animales que es propiedad de un señor llamado Walter Slippers…

Resulta que estos leones son víctimas de la industria de la caza enlatada: un negocio donde los turistas ricos pagan cantidades absurdas de dinero para «cazar» animales criados por los seres humanos, que luego se colocan en recintos sin escapatoria para que los turistas que disparen logren de manera fácil su premio.

Ahhh, por cierto, ellos son los trofeos:

980x (3)
Drew Abrahamson

Yo de verdad intento comprender, e intento creer que solo se trata de un capítulo de Los Simpsons con Mr Burns de protagonista. Esto de la caza enlatada aún existe y se sigue practicando entre multimillonarios que parecen vivir un mundo aparte. Sin ir más lejos, ya el año pasado fuimos testigos de la muerte del león Cecil, a manos de un dentista (¡que sigue libre!), quien creyó que era solo un deporte… Sí, súper bueno tu deporte en el que matas a un león y a sus 6 crías solo por diversión. En serio, como tan mal…

980x (6)
Drew Abrahamson

Estos leones son solo un caso más entre millones. Según Masha Kalinina, un especialista en políticas de comercio internacional de la Humane Society International , hay alrededor de 200 criadores de leones en África del Sur que están involucrados en la industria de la caza enlatada. Entre 6.000 y 8.000 leones viven actualmente en cautividad en instalaciones paupérrimas y en condiciones de vida miserables.

980x
Drew Abrahamson

La idea de estos criadores es que al crecer estos leones se conviertan en el blanco perfecto para quienes puedan pagarlo. Algo que Drew Abrahamson, director general de la Captured in Africa Foundation, se encargó de verificar con sus propios ojos para poder denunciar este tipo de prácticas.

980x (7)
Drew Abrahamson

Según el señor Walter Slipper -dueño de uno de estos terroríficos lugares-, las fotos son viejas y que desde el caso Cecil se ha dejado de realizar este tipo de prácticas en sus granjas.

David Abrahamson sostiene lo contrario, diciendo que estas fotos son recientes – y desde el Consejo Nacional de SPCAs (NSPCA) las confirmaron como tales.

980x (1)
Drew Abrahamson

Para el propio Abrahamson, costará mucho tiempo que estos leones vuelvan a su peso natural, aunque de momento, lo único que está a su alcance es poder demandar por crueldad animal a los propietarios de estos leones y seguir trabajando para que este tipo de prácticas sea condenada con largos años de cárcel para sus participantes.

980x (5)
Drew Abrahamson

Este tipo de prácticas no solo ocurre en África, por ejemplo en los Estados Unidos, en apenas 9 de sus estados es ilegal: se estima que hay aproximadamente 1.000 instalaciones de caza enlatada en todo el país. En Texas por ejemplo, los clientes puedes dispararle a cualquier cosa viva que tengan al frente. ¿Que sucederá cuando ya no queden animales a quienes disparar? ¿seremos los seres humanos los que tendremos que correr de estos ridículos amantes de la caza?

Puede interesarte