Por Antonio Rosselot
25 marzo, 2020

El nacimiento de estos pequeños con «mamitis» en el Chester Zoo (Inglaterra) es una tremenda noticia, ya que esta especie está en peligro de extinción y es uno de los primates cuya preservación es más urgente.

En estos tiempos de mucha tensión y preocupación, imágenes como las que les mostraremos a continuación son una luz de real esperanza y un recordatorio de que, a pesar de que estamos prácticamente todos los humanos confinados, el resto de los seres vivos sigue haciendo su vida.

El zoológico de Chester (Cheshire, Inglaterra) publicó unas bellas fotos en sus redes para anunciar el nacimiento de dos nuevos lemures de cola anillada en el recinto, hijos de Dog y Fiona. Los pequeños, que miden 15 centímetros de alto, no se han soltado del cuerpo de su madre, aferrándose a su pelaje como si fuese lo único que tienen.

Chester Zoo

Estos lemures bebé fueron descritos como «no más grandes que dos bolas de tenis con cola» y pesaron cerca de 200 gramos. El personal del zoológico no ha podido confirmar aún el género de los pequeños, ya que sus primeros dos meses de vida los pasan generalmente apegados al cuerpo de su madre.

Chester Zoo

«Los lemures de cola anillada son una de las prioridades en cuanto a preservación de primates en el mundo, así que nos emociona muchísimo ver a dos pequeños bebés sumarse al grupo aquí en Chester (…) es triste ver el gran peligro que corre esta especie, pero el nacimiento de estos lemures ayuda un montón al programa de crianza y conservación internacional de estos carismáticos animales».

Mike Jordan, Director de Colecciones de Animales y Plantas del Chester Zoo

Chester Zoo

Tal como menciona Jordan, estos lemures están en el listado de especies en extinción de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (IUCN): en el último tiempo ha habido un gran declive en la población de lemures de cola anillada en Madagascar, donde se encuentra el mayor número de la especie. Las estadísticas son severas: acuerdo a los expertos, en los últimos 36 años se habría perdido prácticamente la mitad de la población total de lemures del mundo.

Chester Zoo

Además, la depredación humana ha jugado un rol tristemente fundamental en esta baja: los conservacionistas comentan que se ha perdido cerca del 90% del bosque original de la isla mencionada, sacando a los lemures de su hábitat natural y exponiéndolos a cazadores, coleccionistas de especies exóticas y el mercado ilegal de animales salvajes.

La verdad es que son muy buenas noticias las del Chester Zoo, ya que los esfuerzos de los preservacionistas en mantener a esta especie con vida han resultado bien. Y bueno, ¡imposible no destacar la belleza de este par de lemurcitos con «mamitis»!

Puede interesarte