Por Francesca Cassinelli
19 diciembre, 2016

“Es una criatura hermosa que te puede matar, pero no lo hace”.

El 8 de diciembre de este año los pescadores de Bodega Bay planeaban una jornada normal, sin exabruptos, pero el destino les tenía preparado un desafío. Los trabajadores se adentraron en el mar buscando cangrejos, pero al rato encontraron una enorme criatura atrapada en sus poderosas redes. Luchando por liberarse, el furioso animal se lastimaba más y más.

Los trabajadores se asomaron desde el bote Legacy para poder discernir mejor qué era lo que tiraba de sus redes. Entonces notaron que del “lomo” del animal salían agua como si se tratara de una manguera a presión.

“Mark se acercó de un lado y notamos que estaba expulsando agua. Estaba atrapada. Absolutamente atrapada”, dijo un pescador entrevistado por CBS.

Cuando estuvieron seguros de que era una ballena, los pescadores decidieron arriesgarse para salvarla.

“Estaba atrapada y sangrando, así que no sé cuánto habría durado antes de que la despedazaran los tiburones”, dijo otro trabajador a través de la cadena televisiva.

A pesar de la dificultad de acercarse al enorme animal en medio del agua, cerca del bote y con las redes cerca, los pescadores comenzaron a cortar las cuerdas que estaban a su alrededor.

La ballena se resistía hasta que, como si tuviese una revelación, se calmó y facilitó la labor de los pescadores.

“Es una criatura hermosa que te puede matar, pero no lo hace”, dijeron los pescadores, agregando que pueden terminar su día tranquilos sabiendo que hicieron algo “útil”.

¿Qué te parece?

Puede interesarte