Ahora entiendo cómo tienen más de 100 mil seguidores en Instagram.

Perros famosos hay miles. Laika por ejemplo, una pequeña perrita, se convirtió en el primer ser vivo terrestre en orbitar la Tierra, a bordo de la nave soviética Sputnik 2. Hachikō, un perro japonés de raza akita, es recordado por su lealtad a su amo, un profesor al que esperó en la misma estación de tren durante el resto de su vida (9 años). Y bueno, también hay otros casos más cómicos, como Scoobie Doo, el miedoso gran danés que resuelve misterios, o Snoopy, el tierno personaje principal de una tira cómica que deleitó a varias generaciones.

Hoy en día, son otros los perros que vemos a diario, y eso se debe al poder que tienen en las redes sociales. ¿Y a qué me refiero específicamente? El caso que presentaré a continuación es perfecto para explicarlo.

Captura-de-pantalla-2015-09-29-a-las-14.51.25
Junto a Jennifer y Lachlan. La pareja que tanto los quiere.
Fuente

Se trata de Darren y Phillip. Dos preciosos pit bull de Queensland, Australia, que gracias a sus obsesionados dueños, y la cantidad de fotos que les toman, se han convertido en verdaderas celebridades de Instagram. Son conocidos como The Blueboys, tienen 900 publicaciones en la cuenta y más de 100 mil seguidores y contando.

Captura-de-pantalla-2015-09-29-a-las-14.51.00

Fuente

Darren fue comprado por la pareja hace 4 años, y Phillip, adoptado hace 1. Pero lo impresionante, es la relación que han entablado desde el primer momento juntos. Los pequeños se abrazan, duermen juntos y pareciera que sonríen por el simple hecho de compartir. La mejor parte: Les encantan los disfraces, y por sobretodo los pijamas y lo que esté relacionado con dormir.

¿Quieres conocer un poco más de esta tierna dupla? Entonces no dejes de revisar las fotografías que compartimos a continuación (puedes ingresar a la cuenta de Instagram si es que te quedas con ganas de más).

¡Listos para dormir!

Captura-de-pantalla-2015-09-29-a-las-14.50.25

Fuente

Captura-de-pantalla-2015-09-29-a-las-14.57.01

Fuente

Captura-de-pantalla-2015-09-29-a-las-14.48.50

Fuente

¡Puedo llegar a morir con tanta ternura!

Captura-de-pantalla-2015-09-29-a-las-14.47.09

Fuente

Captura-de-pantalla-2015-09-29-a-las-14.55.32

Fuente

¡Pero si es un pijama de conejito!

Captura-de-pantalla-2015-09-29-a-las-14.56.08

Fuente

Parece que alguien necesita ayuda…

Captura-de-pantalla-2015-09-29-a-las-14.51.47

Fuente

No creo que exista mejor compañía para tomar desayuno

Captura-de-pantalla-2015-09-29-a-las-14.51.11

Fuente

Captura-de-pantalla-2015-09-29-a-las-14.56.30

Fuente

Captura-de-pantalla-2015-09-29-a-las-14.58.55

Fuente

¿Qué me dicen de estos elegantes trajes?

Captura-de-pantalla-2015-09-29-a-las-14.51.35

Fuente

Captura-de-pantalla-2015-09-29-a-las-14.57.15

Fuente

¿O de estos un poco más causales?

Captura-de-pantalla-2015-09-29-a-las-14.52.23

Fuente

Captura-de-pantalla-2015-09-29-a-las-14.55.50

Fuente

¿O de este ridículo disfraz de oso de peluche?

Captura-de-pantalla-2015-09-29-a-las-14.53.11

Fuente

También les encanta jugar…

Captura-de-pantalla-2015-09-29-a-las-14.58.20

Fuente

Captura-de-pantalla-2015-09-29-a-las-14.52.36

Fuente

Captura-de-pantalla-2015-09-29-a-las-14.50.03

Fuente

Coquetear…

Captura-de-pantalla-2015-09-29-a-las-14.57.30

Fuente

Y como dije en un comienzo. Disfrutar de su complicidad, amor por sus humanos y la genial vida que tienen.

Captura-de-pantalla-2015-09-29-a-las-14.52.52

Fuente

Captura-de-pantalla-2015-09-29-a-las-14.52.12

Fuente

Captura-de-pantalla-2015-09-29-a-las-14.52.01

Fuente

Puede interesarte