Por Antonio Rosselot
23 mayo, 2019

«Los osos no tienen nombre ni registros médicos, nadie sabe qué edad tienen ni de dónde vienen», señalaron desde la IAR (International Animal Rescue).

Ya hemos tocado una infinidad de veces el tema del maltrato y abuso hacia los animales, y sin duda seguiremos haciéndolo. En este caso, la insólita situación que se está viviendo en Armenia amerita una acción rápida por parte de las autoridades competentes y los organismos internacionales dedicados al cuidado e inserción de estos animales en santuarios o ambientes más cercanos a su naturaleza.

El restaurante Ashtaraki Dzor, ubicado en las afueras de la ciudad de Ashtarak, en Armenia, tiene una linda laguna en su terreno y está rodeado de vegetación verde y frondosa. Pero también tiene a tres osos enjaulados en un rincón de su propiedad.

IAR

Los osos están básicamente encarcelados en el estacionamiento del restaurante, dentro de una jaula que además tiene una reja protectora por fuera. Es decir, no hay posibilidad de que estos pobres animales puedan salir. Uno de los asistentes al restaurante contó su experiencia al visitar la jaula.

«Los encontré por el fuerte olor que venía desde su jaula, que está pestilente. A nadie parecen importarle estos osos».

Comensal del restaurant a IAR

IAR

Según la IAR (International Animal Rescue, en sus siglas en inglés), el dueño del restaurante usa a los osos como una atracción para los visitantes, con fines de entretención. Cuentan también que independientemente de las críticas y quejas que ha recibido por parte de los animalistas locales, el dueño se niega a dejar ir a los osos. «Los tiene únicamente para el show, y no le presta atención a su bienestar físico ni mental. Los osos no tienen nombres ni registros médicos, nadie sabe qué edad tienen ni de dónde vienen», comentan.

Ya que los esfuerzos locales para sacar a los osos de allí no han resultado bien, la IAR ha difundido la situación hacia un público más internacional, cosa de hacer presión desde todos lados del mundo para que liberen a estos osos. Incluso, la IAR ofreció mover a los osos a un santuario y brindarles atención médica, aparte de crear una petición online para capitalizar el apoyo de la gente.

IAR

«Estamos instalando la urgencia en la gente para que firme y comparta la petición, cosa de que el dueño del restaurante haga lo correcto y libere a los osos. Una vez que tengamos el visto bueno para rescatarlos los podremos mover a nuestro centro, donde serán tratados con cariño y compasión».

Alan Knight, de IAR

Puedes firmar la petición aquí, ¡ayudemos a estos osos!

Puede interesarte