Por Cristofer García
5 agosto, 2020

Hope, como se llama esta San Bernardo, pudo ser rescatada de las manos de su cruel y antiguo dueño. Su rescatista la ayuda a empezar una nueva vida.

Una pobre San Bernardo que se encontraba atada con una cadena al cuello en estado abandono durante un año, pudo ser rescatada. Sin embargo, esto significó un proceso largo para que las autoridades intervinieran en el caso de esta peluda.

Eso ocurrió en Villa María del Triunfo, en Lima, capital de Perú, donde Alisson, una vecina de la zona, decidió actuar a favor de la perra cuando lo vio en estas condiciones. Por ello, llevó su denuncia hasta la policía para que pusieran fin a su sufrimiento.

@amyapril30

“Qué tan insensible puede ser la gente al abandonar a esta criatura y dejarlo en esas condiciones, anteriormente algunos vecinos han denunciado el caso pero no han hecho nada. Cómo pueden ver hasta el día de hoy el perro sigue en esa casa”, escribió Alisson en una publicación en Instagram, antes de que pudieran salvar al perro.

@amyapril30
@amyapril30

“Me llena de impotencia el no poder hacer nada y quedarme de brazos cruzados viendo cómo sufre este pobre animal”, agregó.

En principio no encontraron al dueño de la vivienda, por lo cual los funcionarios no podían actuar. Sin embargo, con mucha presión en redes sociales y con procesos legales, todo cambió para Hope, como fue llamada este peluda, debido a su significado en inglés: esperanza. Ahora, se encuentra en su proceso de recuperación.

Hope ahora se encuentra ya limpia y desparasitada gracias a la veterinaria Mar de Colas, pero tiene tratamientos largos que seguir para una buena recuperación” escribió Alisson en otra publicación.

@amyapril30

Esta pobre peluda padece desnutrición, debido a que por la mala alimentación a la que fue expuesta tiene 25 kilogramos menos que su peso saludable. También sufre de anemia, otitis, dermatitis y presenta heridas por todo su cuerpo. Alisson dejó sus contactos para todos aquellos que quieran apoyar Hope en su rehabilitación.

@amyapril30

“Quiero agradecer a todas las personas que me ayudaron a difundir el video de Hope. Doy gracias a Dios y las personas que pudieron asistir al lugar y ayudar con el caso para que esto pueda hacerse posible”, expresó ella.

Afortunadamente, Hope no tendrá que volver a sufrir por la crueldad y negligencia de malas personas.

Puede interesarte